martes, 13 de diciembre de 2011

SANTIAGO LOPEZ EN BRUSELAS. LA CRONICA.

 Santiago López expuso en Bruselas y cosechó un gran exito como él se merece. De una manera personal, nos acerca a su obra con las siguientes reflexiones_

 
 
Imaginarme una masa sólida que juega con su entorno y  acariciar el espacio dejando huella de ello es uno de mis objetivos a la hora de realizar una escultura.
Son años de trabajo en los que, a medida que voy creciendo, adquiriendo más conocimientos y experiencia, mi obra va evolucionando. Mi escultura actual e incluso la que está por nacer, tiene y tendrá manifiestas referencias de lo creado con anterioridad. Claro ejemplo de esto son las obras que presento en la Galería Capa Esculturas de Bruselas, una exposición en la que predomina el estudio del plano y el vacío. El material y el hueco generado son parte fundamental de un todo, el ojo recorre el contorno e invita al espectador a adentrarse en la obra.  Los planos bidimensionales se convierten en espacios habitables, en entornos arquitectónicos o  ambientes urbanos. Las esculturas de la exposición nos invitan a poseer un pedazo de plaza o calle en nuestro propio entorno. Ideo la escultura desde un punto de vista universal,  absolutamente todo el contorno es fundamental, me imagino que estoy en su interior y observo de dentro a fuera, así es como concibo mi trabajo. 

La concepción de las obras también cambia dependiendo del estado personal del autor. Unas ocasiones la escultura es contemplada hacia su contorno, otras veces es necesario poder “circular” por su interior y sentirse protegido. 

En algunas esculturas plano y volumen se unen, generan unas piezas rotundas, equilibradas gracias a un punto de fuga que conecta en la base ambos conceptos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario